¿Ovni en el mar Báltico?

0
4038

Un increíble descubrimiento saltó a los medios provocando todo tipo de especulaciones. En abril del 2011, una empresa privada de nombre “Océano x”, capitaneado por Peter Lindberg, encontró un extraño y enorme objeto que se encontraba en el fondo del mar Báltico.

El objeto tenía unos 60 metros de diámetro y una particular forma ovalada. A este descubrimiento, se le unen unas singulares marcas que parecen ser provocadas por el arrastre de varios cientos de metros. Esto hizo pensar a Lindberg que el objeto había caído al mar y se había deslizado sobre el fondo hasta quedar totalmente inmóvil en su posición en la que se encuentra actualmente.

En muchos medios de comunicación se habló del ovni del mar Báltico. Como comentó Peter Lindberg: ”un equipo descendió en el Mar Báltico para investigar el misterioso objeto y se encontraron con algo asombroso e inexplicable, un objeto que mide 60 metros de ancho y 8 metros de alto; en la parte superior se encontraron además extrañas formaciones circulares semejantes a pequeñas chimeneas. Las piedras estaban cubiertas de algo que parecía hollín. La superficie presenta fisuras”, declaró Lindberg a Fox News. “Hay algún material negro en estas fisuras, pero no sabemos qué es. Detrás del objeto se podía ver una “rastro” o un camino cuesta abajo que se aplana en el fondo del mar. Durante mi carrera de 20 años de buceo, incluyendo 6000 inmersiones, nunca he visto nada como esto”.

De acuerdo a las recientes declaraciones del buceador de Ocean X, primero pensamos que sólo era de piedra, pero esto es otra cosa. Si fuera una roca, lo extraño es que no hay sedimentos en ella, y aunque la forma parece tan natural, tiene “líneas de construcción y espacios diseñados”. También afirman que durante la investigación de su equipo los aparatos electrónicos en el buque se apagaban automáticamente cuando pasaban por la zona del objeto.

Como es de esperarse, la localización exacta del objeto no ha sido revelada por Lindberg, garantizándose así la exclusividad de lo que pudiese ser un gran hallazgo histórico. Lo que sí ha dicho es que el supuesto ovni se encuentra a unos 90 metros de profundidad en el fondo del golfo de Botnia, el cual consta de una estrecha extensión del mar que mide unos 700 km. de longitud y se encuentra situado entre Finlandia y Suecia.

Al momento de hacer público el descubrimiento, se desataron cientos de hipótesis, entre las cuales figuran que esa aparente nave es un antiguo experimento realizado por los nazis, los restos de la Atlántida o los restos de una nave extraterrestre estrellada allí en algún momento desconocido.

Los científicos están estudiando las muestras del objeto en forma de círculo, y los expertos en el sonar están procesando los datos de la supuesta “nave” para ayudar a arrojar más luz sobre lo que es realmente, agregan los medios de prensa.

Sin embargo, hay científicos más escépticos como el profesor de geología en la universidad de Estocolmo Volker Brüchert, que tras estudiar las muestras facilitadas por su descubridor Peter Lindberg, difunde que el famoso ovni del mar Báltico no es más que un depósito glaciar, una formación rocosa arrastrada por el hielo hasta el mar hace miles de años, lo cual se confirmó luego por parte del grupo de investigación, dejando a Lindberg un poco decepcionado.

Lo único que conocemos actualmente es que los militares interfieren esa zona.

El misterio continúa…

Si te ha gustado este artículo puedes darle al like y compartirlo en tus redes sociales. Además, puedes seguirnos en Facebook y Twitter para conocer todas las novedades de nuestro blog y comentar nuestros post.

Dejar una respuesta